10 años de Escaños en Blanco

El 10 de julio se cumplirán 10 años desde que el deseo de muchos electores que no nos sentimos representados cristalizó en este proyecto voluntario que es Escaños en Blanco.

Recogiendo la idea de proyectos anteriores, donde el Voto en Blanco debe estar Representado en los parlamentos democráticos, nos propusimos reclamar el derecho a que esta medida de presión contra la clase política que dice representar a todos, quedase en poder de la ciudadanía y fuera reconocida dentro de las leyes electorales. Ello en un contexto social de un especial hartazgo con el bipartidismo que sufría España desde hacía 40 años, y detonado por la crisis económica de aquel momento.

Hubo momentos de euforia en los que pensamos que conseguiríamos nuestro objetivo a través de esta maravillosa herramienta ideada para lograr el objetivo “engañando” al sistema electoral que solo favorece ciertas formas de representación, cuando obtuvimos no-representación en ayuntamientos y demostramos que éramos los únicos que cumplíamos lo dicho, ¡y acabábamos de empezar!. Eran las municipales de 2011.

O cuando llegaron las elecciones al Parlamento Europeo de 2014, en las que conseguimos 115.682 votos, siendo el tercer partido más votado sin llegar a obtener representación, y como siempre con una mínima atención de los medios masivos de comunicación. También hubo momentos de desasosiego como cuando vimos que los nuevos partidos que surgieron de aquel momento no eran tan nuevos como dijeron y como muchas de las esperanzas que se vislumbraron quedaban difuminadas con el tiempo, confirmando una vez más la necesidad del reconocimiento legal del Voto en Blanco Representado.

Nuestro mayor deseo es no tener que celebrar más aniversarios, alcanzar el objetivo del voto en blanco representado y poder disolvernos como prometimos.

El caso es que 10 años después estamos completamente convencidos que nuestro proyecto sigue siendo completamente necesario a la luz de lo ocurrido en esta última década y que estos años solo son 10 años menos hasta la consecución del voto en blanco representado, e incluso de que solo se asignen los escaños que los votantes decidan. Y por ellos seguiremos trabajando de forma altruista, los que estamos, los que llegan y los que llegarán al proyecto, sin olvidar nunca a todos los que en este tiempo pasaron por aquí a ayudarnos y dieron lo mejor de si mismos con el único deseo de mejorar nuestra democracia. ¡A todos ellos, muchas gracias!

¡Feliz aniversario amigos!

 

 

10 años de Escaños en Blanco

Te puede interesar…

Con las recientes manifestaciones en Madrid, estamos viendo una escalada de la tensión tan preocupante que es inevitable dibujar paralelos con los años previos al 36. No estamos en un ambiente pre-guerracivilista… aún. Pero, ¿y en 10 años? Aquellos que no aprenden de la historia están condenados a repetirla, y no podemos olvidar de dónde […]